ENVASES AIR-LESS

Utilizamos únicamente envases air-less para evitar la posibilidad de contaminación y minimizar el desperdicio de producto.

  1. Al no existir aire dentro del envase, evita la oxidación del producto.
  2. Al evitar la oxidación, conserva los principios activos del producto por más tiempo. 
  3. Impide que la persona tenga acceso directo al producto gracias a su surtidor (a diferencia de lo que ocurre con los envases de tarro), por lo que el producto no se contamina.
  4. Al prevenir la oxidación y la contaminación del producto, se puede disminuir el uso de conservantes.
  5. El dosificador es un sistema de pistón interno que sube el producto hacia arriba para que salga.
  6. Gracias a esta forma de dosificación, siempre sale la misma cantidad con una sola pulsada. Se evita, por tanto, malgastar producto.

Utilizamos dos tamaños de envase facial, de 50ml y 100ml. Este maxienvase es único en el mercado de los serums, lo que supone un ahorro de 5€ en todas las referencias.